Las Provincias

¿Pueden jugar a la Lotería de Navidad los menores? ¿Y los extranjeros?

Dos alumnas del colegio de San Ildefonso de Madrid, durante un ensayo que han realizado para cantar la tradicional Lotería de Navidad el próximo 22 de diciembre.
Dos alumnas del colegio de San Ildefonso de Madrid, durante un ensayo que han realizado para cantar la tradicional Lotería de Navidad el próximo 22 de diciembre. / EFE
  • La legislación de menores con los sorteos es muy similar a la del tabaco o las bebidas alcohólicas

La Ley es muy tajante cuando se juntan juegos de azar y menores: ni pueden comprarlo ni pueden cobrarlo. En caso de que un menor acuda a una administración de Loterías, esta tiene potestad para pedirle que acredite su mayoría de edad y así que pueda jugar en el sorteo de Navidad, aunque el cupón sea para un adulto. Es un proceso similar al de comprar tabaco o alcohol.

Pero además, si el menor tiene un cupón comprado por un adulto o regalado, tampoco podría ir a la Administración de Loterías a cobrarlo. Tendría que ser un adulto, quien recibiera el premio, y constaría como ganador en todas sus consecuencias.

La razón es que de esta forma evitan adicciones al juego en edad temprana. Por prevenir, desde este año los menores tienen prohibido incluso salir en anuncios de loterías.

Vivo en el extranjero, ¿puedo cobrar el premio?

El origen no es determinante para jugar, ganar ni cobrar el premio de la Lotería de Navidad.

De hecho, el Sorteo Extraordinario y el sorteo del Niño son muy populares en el extranjero. La mayoría adquieren su décimo a través de la venta on-line.

La gestión del premio es muy fácil y la única condición es que sea llevada por una entidad de crédito o banco español (aunque al final el premio se puede ingresar en un banco de otro país). De esta forma, se sigue el rastro del premio y el ganador tiene garantías. Las comisiones, ya son negocio de cada banco.